Un ladrón espero 13 horas escondido en un armario para robar y al salir lo atrapan

viernes 07 de diciembre de 2012 - 08:55 a.m. 8294

En Inglaterra, un ladrón entró a una casa y cuando se disponía a asaltarla llegó la dueña de casa, por lo que se escondió en un armario y aguardó hasta que ella, su marido y su hijo se duerman.

Un ladrón espero 13 horas escondido en un armario para robar y al salir lo atrapan

Aaron Bradford es un ladrón inglés que podía considerarse un tipo con suerte hasta esta semana, cuando su fortuna no pudo compensar su atrevimiento. El joven delincuente, de 18 años, acabó detenido tras pasar 13 horas escondido en un ropero de la que casa en la que se había colado para robar.

Ladrón se esconde 13 horas en el armario de su víctima

La historia que se ha conocido ahora tuvo lugar el pasado 25 de septiembre en Plymouth, Reino Unido, cuando Rosalinde Potter, de 53 años, llegó a su casa a las 14:40 de la tarde, sin saber que dentro de la misma estaba Aaron Bradford, quien al escuchar la llegada de la dueña decidió esconderse.

El ladrón no era nuevo en esa casa, ya que era la tercera vez que había entrado a robar. Al verse sorprendido, agarró un hierro de la chimenea y se metió en un ropero de la habitación de invitados.

Rosalinde notó algo raro en la casa, y llamó a la policía. Una patrulla se acercó para investigar el supuesto robo. Los agentes pasaron dos horas en su casa, tomaron huellas dactilares y otras evidencias, y se marcharon.

Durante toda la inspección policial, Bradford se mantuvo totalmente en silencio y quieto dentro del ropero, y así permaneció hasta las 4 de la madrugada, cuando decidió salir. Por supuesto, antes de irse, y abusando de su fortuna, aprovechó que la familia dormía para robar una cámara, un ordenador portátil y dinero en efectivo.

Pero no llegó lejos. Al poco de abandonar la casa, fue capturado por la Policía después de que encontraran el ordenador portátil en su mochila. Más tarde, el joven delincuente fue también identificado como el intruso en la casa de la señora Potter, gracias a un circuito de videovigilancia que había instalado en el interior de la casa.

Bradford ha sido condenado a cinco años en una institución para delincuentes jóvenes, pena de la que se le restarán los 57 días pasados en prisión preventiva.




Graatis.com en Facebook Graatis.com en Twitter Graatis.com en Google+